Los representantes de gobiernos locales de ciudades que han participado en el II Foro Iberoamericano sobre Seguridad Ciudadana, Violencia y Políticas Públicas en el Ámbito Local han reclamado a los Estados que se impliquen en las políticas públicas democráticas de seguridad ciudadana.

Los representantes de 24 ciudades iberoamericanas han señalado en una declaración hecha pública hoy en la clausura del encuentro, que se han celebrado en Barcelona, que ‘los importantes cambios que se han producido en las últimas décadas en las ciudades exigen nuevas e imaginativas respuestas por parte de los Estados centrales y de los gobiernos locales’.

En este sentido el II Foro Iberoamericano sobre Seguridad ha alertado de que ‘la mercantilización de la seguridad y la discriminación en el acceso a la misma por razones económicas y sociales generan desmembramiento de la ciudad como espacio social y segregación social, cultural y territorial’.

El II Foro Iberoamericano sobre Seguridad Ciudadana, Violencia y Políticas Públicas en el Ambito Local, ha tenido lugar ayer y hoy en Barcelona bajo el auspicio de la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), la Federación de Municipios de España, y la cooperación del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España (MAEC).

En este foro se ha analizado y debatido el informe ‘Desafíos de la Seguridad Ciudadana en Iberoamérica’, así como de las ponencias presentadas por reconocidos expertos en convivencia, políticas preventivas y espacio público.

Con la que han denominado Declaración de Barcelona, los representantes de las ciudades iberoamericanas han querido poner también de manifiesto que las urbes ‘son uno de los principales escenarios en el que se localizan y reproducen las tensiones de un mundo cada vez más globalizado, complejo y con crecientes problemas de inequidad y exclusión social’.

‘Los nuevos usos sociales en el espacio público, la diversificación de los modelos familiares, el aumento de la esperanza de vida, los cambios en el ciclo económico, el fenómeno de la inmigración y las dificultades en el acceso al mercado de trabajo, entre otros, hacen necesario replantear y reforzar las políticas públicas locales de cohesión social que permitan mantener y regenerar el entramado social de las ciudades’, apunta la declaración.

Entre las conclusiones de los reunidos en este II Foro, se señala que la seguridad es una de las preocupaciones prioritarias de la ciudadanía y que ‘el sentimiento de inseguridad crece de manera progresiva’, incluso cuando se reducen las tasas de crimen.

Estas conclusiones serán presentadas en el ‘III Foro Iberoamericano de gobiernos locales’ y en la ‘XVIII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno’ que se celebrarán en octubre en El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *